Llegó la primera tanda de ejemplares

Esta entrada está especialmente dirigida a nuestr@s mecenas…

Querid@s mecenas:
Por fin tengo la casa invadida por cajas y cajas llenas de libros. Aunque todavía no nos han llegado todos.
Lo primero ha sido hacerle la foto, porque he pensado en vosotr@s y quería compartirlo, he vuelto a revivir los momentos en los que Iraitz era un bebé y su aita (papá) no estaba en casa, le tomaba mil fotos y vídeos para que aunque fuese en diferido pudiese disfrutar de esa emoción que a mí me embargaba cada vez que el txikitxo descubría algo nuevo. Me ha parecido bonito sentir que en esa furgo va un poquito de tod@s los que habéis hecho posible este proyecto. Esa furgoneta hoy llevaba sin duda una energía muy especial.

No parecían tantos ahí agolpaditos…

 

Al recibirlos he sentido en el pecho como si se descorchara una botella de champán. La verdad es que no he podido contener las lágrimas. Han salido revueltas en ellas emociones distintas: alegría, nervios, ilusión, miedo (más bien pánico)…
Y como hemos podido las hemos instalado en casa.

Paisaje que se extiende por todo el hogar

 

Un rinconcito cualquiera de casa

 

Y estamos muy content@s porque dice Iraitz que son los más bonitos del universo. Y tanto le han gustado que no ha querido esperar a llegar a casa para leérselo. Hemos abierto una caja y en una esquinita del portal mientras descargábamos se ha quedado tranquilo, tranquilo y muy ilusionado.

Un instante de un largo y mágico rato

Y ya estoy tratando de organizar y adelantar lo que puedo para empezar con la entrega cuanto antes. Nos llevará un tiempito, pero os prometo que estamos haciendo todo lo posible por que sea lo más corto posible.

Un abrazo muy fuerte y gracias por hacer posible estos momentos tan llenos de tanto
Rebecca

Leave a Reply