Descubriendo la belleza de lo roto, de la herida

¿Conocéis el Kintsugi? Es una técnica japonesa de reparación cerámica que consiste en rellenar los huecos que quedan con oro. Así de lo frágil nace lo bello y lo fuerte. Lo que ha sufrido daño, puede repararse y convertirse en algo todavía más hermoso. Esa esencia contiene también Meraki Tanttak, las heridas del corazón también pueden ser reparadas con hilos de amor… Y como en Japón, en Meraki Tanttak, lo roto también se hace más fuerte…

 

De todos, un poco

 

Aprendiendo a desaprender

 

La magia del detalle

 

Jugando a construir

 

Meraki, emociones, tormentas y brillos

 

Tanttak, pociones para alumbrar mundos

 

¡¡Gracias  Alvaro Corcin IllustrationPatri de Blas y Mila García, por hacer de lo roto algo perfecto!!!

Leave a Reply